cerrar
...

Cocinando con niños

FAMILIA SIMPLIFICADA
15.3.2019

A la mayoría de los niños les encanta cocinar: es práctico, desordenado y hay mucho espacio para la creatividad, sin mencionar el sentido de logro al final. ¡Es divertido!

Tómese su tiempo

Hay que estar preparado que todo tome más tiempo de lo normal. Así que reserve tiempo extra para cocinar y tenga en cuenta, especialmente para los niños más pequeños, ¡que el viaje es tan divertido como el destino final!

Panifique por adelantado

Seleccione la receta adecuada, una que disfruten y que implique muchas tareas adecuadas para su edad. Asegúrese de tener todos los ingredientes y equipos listos. Si es necesario, prepárate un poco antes de pedirles que se unan.

Prepare una mini-cocina

Siéntelos en la mesa o mostrador, lejos de la encimera, para que pueda preparar la cena con la mínima interferencia.

Deles a los niños un taburete para que tengan una buena visión, y deles un espacio dedicado en la cubierta libre de cristalería, huevos, carne, pescado y herramientas afiladas (¡incluyendo peladores y ralladores!). Se sentirán más involucrados. Y manténgalos ocupados con las objetos seguros para evitar que agarren un cuchillo o el pollo crudo por aburrimiento.

Deje que el desorden suceda

Cocinar es asunto complicado, y cuando los niños participan, aún más. Ejerza un poco de control sobre posibles daños colocando un mantel de plástico en el piso o una bandeja debajo de su lugar de trabajo. Pero todos se divertirán más si se relajan y luego limpian juntos al final. Al incluir a los niños en la limpieza hará que la experiencia sea más placentera para todos, y les enseñará otra habilidad vital esencial.

Hable mucho

Mientras cocina, hable sobre los ingredientes y su origen, sobre los procesos y técnicas de cocción, con honestidad. El filete es de vaca, las manzanas están listas en el otoño, etc. Y no se olvide de la higiene: asegúrese de lavarse las manos de antemano y después de tocar alimentos crudos para luego tocar alimentos cocidos o listos para comer
 
No se transforme en Gordon Ramsey con ellos

Involucre a los niños solo hasta dónde ellos quieran. Rellenar raviolis puede ser divertido por un minuto, pero después de cinco intentos, puede ser un poco aburrido para los más pequeños. Y no esperemos la perfección culinaria.

Acepte el hecho de que no a todos los niños les gusta cocinar. Los niños que no cocinan también pueden contribuir a la comida lavando los productos, enjuagando latas, preparando la mesa y probando cada plato para determinar si necesita condimentos adicionales.

 

La fábrica personal de sabores perfectos: hornos empotrables

Forma HomeMade La característica forma redondeada es una de las más beneficiosas de los hornos Gorenje. Inspirado en los hornos de leña tradicionales, permite que el aire caliente se mueva libremente. Dado que la comida se calienta de manera uniforme y desde todos los lados, siempre está perfectamente hecha: crujiente por fuera y jugosa por dentro.


También te puede interesar: